Inicio / noticias / reciclado-del-pvc/232 / Noticias

Reciclado del PVC

El PVC es un material reciclable y ya ampliamente reciclado en todo el mundo y se puede diferenciar de forma clara los residuos generados por la industria transformadora de los residuos generados en las ciudades.

En los primeros lo habitual es reutilizar el material sobrante (scrap), convirtiéndolo en flamante materia prima que será reutilizada en nuevas producciones.

En el segundo caso (zonas urbanas) debe existir una buena organización por parte de las autoridades locales que garanticen la recolección selectiva a partir de estos residuos generados por la población.

 

Tipos de reciclado

 

Reciclaje mecánico

Es el sistema más utilizado. Tenemos que considerar dos tipos de PVC, el procedente del proceso industrial o scrap (realizado desde las materias primas del material) y el procedente de los residuos sólidos urbanos (RSU). En ambos casos los residuos son seleccionados, molidos, y transformados en nuevos productos. Lo que diferencia los dos tipos son las etapas necesarias hasta la obtención del producto reciclado como, por ejemplo, la necesidad de limpieza de los residuos que provienen del consumo antes de su transformación.

El PVC recuperado y reciclado es empleado en la fabricación de innumerables productos, como tubos diversos, perfiles, mangueras, laminados, artículos de inyección, como cuerpos huecos, cepillos, escobas, revestimientos de paredes, suelas de calzados, artículos para la industria automotriz, etc.

 

Reciclaje químico

Los residuos son sometidos a procesos químicos, bajo temperatura y presión para descomponerlos en productos más elementales como aceites y gases. Actualmente este proceso es aplicado sólo en países punteros, como Alemania, EE.UU y Japón.

 

Reciclaje energético

Consiste en la incineración controlada de los residuos, bajo condiciones técnicamente avanzadas, para la recuperación de la energía contenida en el material. Esta tecnología es aplicada en toda Europa, EE.UU. y Asia.

 

Reciclaje por disolventes

Alternativamente a las anteriores formas de reciclaje, existe también la tecnología de disolución química del PVC. Este es un proceso que demanda alta inversión y gran control de la unidad productiva. Permite recuperar el PVC cuando éste se encuentra contaminado por otros materiales. Emplea un disolvente biodegradable selectivo que hace que el PVC se disuelva y luego se recupere por precipitación.